La Forêt pendu d´un Arbre / El Bosque colgado de un arbol 2010

Gare au Théâtre: ”La foret pendu d’un arbre”, espectáculo creado para el festival “Nous n’irons pas à Avignon”. Vitry-sur-Seine, Ile de France, Francia. (2010)

Interior, exterior, femenino, masculino, espacio sagrado, espacio profano, ciclo de la vida y de la muerte, ritos y repetición, movimiento, inmovilidad, y una atmósfera que rememora el universo de David Lynch y Antonin Artaud.

104_CieNous_photoVDeBenedetti

Dos espacios, el primero, un mundo artificial, kitsch, de “manga”, artificio del artificio pero sin embargo, poseída de una mágica vitalidad. El otro, primitivo, ancestral, atemporal, surgido de las profundidades del inconsciente. Dos mundos unidos por una “ventana”, pasaje hacia una iniciación ritual.

208_CieNous_photoVDeBenedetti

El bosque colgado de un árbol, es poesia escrita en el espacio con los sonidos, los objetos, los cuerpos, respiraciones, sincronismos, luz-sombra, y la mirada del publico que desde el bosque, observa al árbol que los sostiene.

Reflets dans l´Eau / Reflejos en el Agua 1997

Studio Kinshicho: Ganiko presenta el espectáculo “Water Reflections” en colaboración con el artista multimedia japonés Haruo Higuma. El espectáculo es financiado por la “Fundación Japón” y el “Distrito Metropolitano de Tokio”. Tokio (1997)

Centro Cultural Ricardo Rojas: Bajo la invitación de la Secretaria Cultural de la Universidad de Buenos Aires y el respaldo financiero de la Fundación Japón y el Distrito Metropolitano de Tokio, se presenta el espectáculo de danza-multimedia “Reflejos en el Agua”, idea original de Haruo Higuma con coreografía y danza de Magy Ganiko. Buenos Aires (1997)

reflejos1
El estado de pureza del agua es como un espejo que devuelve al hombre el reflejo de su relación con el medio ambiente. La danza Butoh, en particular a través de su gran patriarca Kazuo Ohno, nos ha dejado infinidad de ejemplos de su relacion con la naturaleza, creando una danza con fuertes referencias anímistas.
Nuestro cuerpo es 75% agua, como el planeta Tierra, que contiene este liquido sagrado en las mismas proporciones. La contaminación del agua está directamente relacionada con la contaminación humana y por ende de la sociedad: cáncer, enfermedades autoinmunes, la contaminación …La peste contemporanea, como la describiria Antonin Artaud.

“Reflejos en el Agua” es un solo de danza Butoh y vídeo-instalacion. El espectáculo comienza con imágenes virtuales de peces proyectadas en una decoración de telas que caen en cascada. El bailarín, cuyo cuerpo está completamente pintado y vestido de blanco, llega desde la parte trasera del público, portando en una mano el cráneo de una vaca, que simboliza su relación con el reino animal y la lucha por los alimentos .

Reflejos + luz (1)

La primera parte del espectáculo representa la pureza del agua y el cuerpo que danza aun es inmaculado y celebra la vida. La segunda parte muestra un cuerpo contaminado, cubierto de lodo, y finalmente herido y ensangrentado. El espectáculo termina con la poderosa imagen del bailarín que derrama un líquido rojo en una pecera lleno de agua, mezclando estas dos sustancias, que simbolizan los dos elementos básicos de la vida: sangre y agua. La imagen final quiere dejar impresa en la gente, la sensación y el mensaje, de que el agua también puede sangrar.

Extractos de la Critica de Paulina Osona
“El cuerpo de plástico blando nos conmueve por la simplicidad de sus movimientos. Podría ser un mensajero celestial, parecía como un rayo de luz de la luna que iluminaba la escena”.
“El mensaje de marcado y las causas perdidas una emoción poderosa, y ser capaz de crear un clima de intensidad emocional tal a partir de algunos elementos poco frecuentes y se combina con un baile sencillo y también sobrio, manejado con criterio inspirado, que nos provoca una verdadera admiración. “

Lamentaciones de un pétalo de jazmin / Lamentations d’un pétale de jasmin 1998

Fringe Club: El espectáculo “Lamentaciones de un pétalo de jazmín” es invitado a participar al “Hong Kong City Fringe Festival”. Hong Kong (1998)

Auditorio de la Biblioteca J.L. Borges: Presentación del espectáculo “Lamentaciones de un pétalo de jazmín”. Buenos Aires (1998)

lesdeux5

La melancolía femenina danzada a través del cuerpo de un hombre: Magy Ganiko viste su cuerpo en andrógino.
Su torso es impreso de palabras, frases o simples ideogramas japoneses, por un pincel ensangrentado de pintura roja.
El pintor exprime el estado de su espíritu en ese instante, y luego invita al publico a escribir su propio instante, sobre esa carne convertida en pizarra.

Entre las pausas musicales, una voz femenina habla de sus soledades en una confesión intima, la voz bascula entre la desilusión y la melancolía.
Utilizando una sorprendente variación musical que recorre música tradicional japonesa, tango, flamenco hasta el canto lírico, el espectáculo refleja el origen multicultural del bailarín.
Heredero de la danza Butoh y portador de un movimiento y ritmo latino, Magy Ganiko crea una danza de verdadero mestizaje.
“Lamentaciones de un pétalo de jazmín” es en definitiva, el tímido quejido que lanza el alma humana frente a su propia soledad. Es una carta abierta escrita a si mismo.

Utaki 2009

Centro Cultural Balavoine: Ganiko presenta el solo de danza-video instalación “Utaki”, con el artista plástico y videasta francés Fred Périé, en el festival “Fêtes de la Danse” en la ciudad de Arques, Nord-Pas de Calais, France (2009)

utaki1

“Todavía hay lugares privilegiados, cualitativamente diferente de los otros: el paisaje nativo, el sitio del primer amor, o una calle o una esquina de la primera ciudad extranjera visitada en la juventud. Todos estos lugares se mantienen, incluso para el hombre más claramente no-religioso, una cualidad excepcional, “única”: se trata de los “lugares santos” de su universo privado, como si este ser no religioso tuvo la revelación de otra realidad que la que participa en su existencia diaria.”
Mircea Eliade ( “Lo Sagrado y lo Profano “)

“Utaki” significa en el idioma de Okinawa espacio singular y único, un “altar” religioso que se encuentra en el corazón de la naturaleza y que se ha extendido por todas las islas del sur de Japón. Estos lugares están protegidos por las “kaminchu”, sacerdotisas-chamanas de una milenaria tradición animista.
La forma enigmática de un árbol, o un conjunto de piedras que componen una forma especial geométrica, o incluso un pequeño estuario escondido en una cueva puede ser un “Utaki”. Estos son espacios percibidos como portadores de un aura espiritual, que se convierten en refugios para la meditación y la contemplación.


Utaki, a solo performance by butho dancer Magy… por LISTE_F_ROUGE

(S)Ombre(S) /(S)Ombras(S)

Cuatro seres se preparan para comenzar un viaje hacia las zonas obscuras de la memoria. Viaje iniciático hacia “La(S)ombra(S)”, sombra que nos habita como un inquilino permanente y con quien bailamos una eterna “Danza Macabra”. Viaje ritual que comienza en una silla, desde donde cada bailarín va creando su mundo onírico, con las reglas de ese mismo universo muchas veces incomprensible, pero pleno de emociones y significados.

Bitô-Baroque 3

Dolores de heridas que no cicatrizan, un grito que no se manifiesta , palabras, frases, que esconden secretos fantasmas y mitos familiares, que nos pega permanentemente en el vientre, en las caderas, en el cráneo, y en la anatomía entera. Entre el silencio y la sordera, nuestra sombra crece a la luz de una flama, entre la sangre, la carne y los huesos, cuatro cuerpos-performers intentan rescatar la confesión de ese otro cuerpo, de ese doble, nuestro “negativo”.

(S)Ombre(S) contiene una serie de tabúes en relación con el cuerpo y la enfermedad. Es una danza catártica, un rito de purificación del cuerpo; cuerpo que se muestra en su intimidad más cruda, a través de la desnudez, la sangre, y dos “órganos-objetos” responsables de un fuerte significado simbólico: el hígado y el corazón.

Ceremonia de sangre y bilis, elementos purificadores, iniciación a la muerte simbólica y puente hacia el alma. La toma de conciencia de las inmundicias humanas, comienza por uno: la sombra también ilumina.

Sansaru – en proceso

Sansaru, literalmente del japonés: “tres monos”.

Tres monos son “Kikasaru” (el que no escucha), “Misaru” (el que no ve) y “Iwasaru” (el que no habla).

¿Que significa evolución? ¿Qué significa el ser animal? ¿Es negativa la parte animal del hombre? O, justamente, es por habernos alejado de nuestros ancestros que seguimos destruyendo este hermoso hábitat que es la tierra.

sansaru tira

El ser humano se convierte en el animal más depredador del planeta: no escucha, no ve, y se queda mudo, ante su propio canibalismo devorando insaciablemente el cuerpo de la madre Tierra.

SanSaru replantea la condición humana y animal, y se interroga sobre el significado de la evolución, que ubica a la raza humana en una esfera superior al resto de las especies.

“Aunque el mono se vista de seda…..”, podemos invertir el sentido de la frase y decir con devastadora modernidad: “Aunque el hombre se vista de seda….”, porque hoy el ser-humano parece encontrarse un escalafón por debajo del simio, prepotente, ciego, sordo, y mudo de sabiduría, haría bien mejor de saltar de liana en liana, que abatir un árbol tras otro.

Tres hombres en escena se confrontan a sus propios espejos; creyéndose humanos actúan como monos, creyéndose monos finalmente parecen humanos. La metamorfosis corporal no indica ya al hombre erecto como el punto máximo en la escala evolutiva.

 

Intérpretes: Lucas Maíz, José Campitelli, Félix Torre

Vestuario: Mercedes Piñero

Diseño de luces: Giorgio Zamboni

Dramaturgia: Magy Ganiko

Coreografía y Dirección: Magy Ganiko

Estreno: 2017

Tintorería Tokio, versión solo

Este solo nos lleva al universo familiar de Magy Ganiko. Nacido de padres japoneses que se dedicaron a la tintorería, Magy creció en un lugar plagado constantemente de ropa ajena. Magy evoca el esfuerzo por la supervivencia de sus padres limpiando la suciedad de los demás, metáfora aplicable entre el poder y las clases desfavorecidas.
TT-solo1

La escena se convierte en un bosque de ropa colgando de las ramas de Sakura (cerezo japonés). Las ramas de la flor de Sakura son de un poderoso efecto simbólico, sus hermosas flores, apenas sobreviven unos cuantos días en la primavera japonesa, representando la efimeridad de la vida.

TT-solo2
La banda sonora compuesta de la música tradicional de Okinawa y Tango recuerda las raíces multiculturales de Magy. La video-instalación del artista japonés Haruo Higuma, dibuja figuras maravillosas sobre el cuerpo de Magy Ganiko durante la danza. La escenografía creada por el escultor argentino- japonés Julio Goya recrea fielmente este universo, con el que también está familiarizado por haber crecido con padres que practicaban la profesión de “Tintoretto” en Buenos Aires.