Reflets dans l´Eau / Reflejos en el Agua 1997

Studio Kinshicho: Ganiko presenta el espectáculo “Water Reflections” en colaboración con el artista multimedia japonés Haruo Higuma. El espectáculo es financiado por la “Fundación Japón” y el “Distrito Metropolitano de Tokio”. Tokio (1997)

Centro Cultural Ricardo Rojas: Bajo la invitación de la Secretaria Cultural de la Universidad de Buenos Aires y el respaldo financiero de la Fundación Japón y el Distrito Metropolitano de Tokio, se presenta el espectáculo de danza-multimedia “Reflejos en el Agua”, idea original de Haruo Higuma con coreografía y danza de Magy Ganiko. Buenos Aires (1997)

reflejos1
El estado de pureza del agua es como un espejo que devuelve al hombre el reflejo de su relación con el medio ambiente. La danza Butoh, en particular a través de su gran patriarca Kazuo Ohno, nos ha dejado infinidad de ejemplos de su relacion con la naturaleza, creando una danza con fuertes referencias anímistas.
Nuestro cuerpo es 75% agua, como el planeta Tierra, que contiene este liquido sagrado en las mismas proporciones. La contaminación del agua está directamente relacionada con la contaminación humana y por ende de la sociedad: cáncer, enfermedades autoinmunes, la contaminación …La peste contemporanea, como la describiria Antonin Artaud.

“Reflejos en el Agua” es un solo de danza Butoh y vídeo-instalacion. El espectáculo comienza con imágenes virtuales de peces proyectadas en una decoración de telas que caen en cascada. El bailarín, cuyo cuerpo está completamente pintado y vestido de blanco, llega desde la parte trasera del público, portando en una mano el cráneo de una vaca, que simboliza su relación con el reino animal y la lucha por los alimentos .

Reflejos + luz (1)

La primera parte del espectáculo representa la pureza del agua y el cuerpo que danza aun es inmaculado y celebra la vida. La segunda parte muestra un cuerpo contaminado, cubierto de lodo, y finalmente herido y ensangrentado. El espectáculo termina con la poderosa imagen del bailarín que derrama un líquido rojo en una pecera lleno de agua, mezclando estas dos sustancias, que simbolizan los dos elementos básicos de la vida: sangre y agua. La imagen final quiere dejar impresa en la gente, la sensación y el mensaje, de que el agua también puede sangrar.

Extractos de la Critica de Paulina Osona
“El cuerpo de plástico blando nos conmueve por la simplicidad de sus movimientos. Podría ser un mensajero celestial, parecía como un rayo de luz de la luna que iluminaba la escena”.
“El mensaje de marcado y las causas perdidas una emoción poderosa, y ser capaz de crear un clima de intensidad emocional tal a partir de algunos elementos poco frecuentes y se combina con un baile sencillo y también sobrio, manejado con criterio inspirado, que nos provoca una verdadera admiración. “

Dejá un comentario